LA PATA DE GANSO – Causas

PUNTOS GATILLO O SÍNDROME DEL DOLOR MIOFASCIAL (SDM) de los MÚSCULOS RECTO INTERNO (RI), SEMITENDINOSO (ST) Y SARTORIO (SR)

El término punto gatillo o triggerpoint es el típico nudo del que nos solemos quejar. ¿qué es en realidad? Es una formación microscópica en el músculo y su fascia provocada por una disfunción vásculonerviosa. Es mantenida por una contracción constante y se encuentra en una zona denominada placa, sitio donde llega el nervio. (Travell & Simons, 2002)

Para diagnosticarlos necesitamos  nuestras manos. Con la presión podemos activar el dolor e incluso el dolor referido a otras zonas. También podemos ver una mancha más negra en una ecografía.

Provocan  un dolor sordo y profundo, pero se puede sentir entumecimiento y parestesia más que dolor, que aumenta o se desencadena con la contracción muscular. Producen debilidad a  la contracción del músculo y rigidez, sobre todo, por la mañana.

La terapia manual de los puntos gatillo y la punción seca son  las modalidades que elegimos para tratar el dolor (Oliván, Pérez et al; 2007) . La mejoría depende de la severidad del dolor, del tiempo transcurrido desde su aparición y del estado general de salud del cuerpo. Si presentas un estado de dolor crónico necesitarás más tiempo. Sin duda la participación activa que tengas en tu tratamiento te ayudará a recuperarte más rápidamente, por ello el autotratamiento diario es una herramienta sencilla y fundamental para desactivarlo.

TENDINOPATÍA DE LA PATA DE GANSO

El principal tipo de Tendinopatía de la pata de Ganso es la Tendinosis. Esta Tendinosis se debe a la conformación del tejido de los tendones y a los factores externos. Estos factores externos suelen ser fuerzas de estiramiento excesivas producidas por sobreuso o un uso inadecuado (Fredberg, 2004). Y la causa del dolor de dicha  tendinosis responde a la conjunción de tres teorías: modelo Mecánico, modelo Bioquímico y a un modelo Neural.  Por lo que, los tendones no están inflamados, sino degenerados (Alfredson, 1999; Ackerman & Renström, 2012).

Deja un comentario