LA PATA DE GANSO – Propuestas de Tratamiento

Para poder tratar y diagnosticar esta patología debemos conocer en qué estado de degeneración se encuentran estos tendones. Aun así, ya sea en Fase Reactiva o en Fase Degenerativa, aquí os dejo una serie de consejos de tratamiento (Fredericson et al., 2005; Servicio médico Fútbol Club Barcelona, 2012):

  • El hielo: Lo usamos como medio para evitar el dolor. Lo aplicamos directamente sobre la zona de dolor. Aplicaciones cortas (10-15 min) varias veces al día. Solo cuando exista dolor.
  • Estiramientos pasivos: Estos se pueden realizar en cualquier momento (siempre y cuando no causemos dolor ni compresión excesiva), incluso para prevenir la aparición del dolor. Lo ideal es hacer tras la práctica deportiva, pero este tema lo discutiremos más adelante.
  • Fortalecimiento isométrico: Estos resultan de gran ayuda ya que ayudan a mejorar la estabilidad de los músculos auxiliares, reduciendo la carga mecánica de tracción a la que se someten los tendones. Al igual que los estiramientos, se deben realizar adecuadamente, y nunca llegando al umbral doloroso.
  • Ejercicios excéntricos: estos son los ideales para el tratamiento y para la prevención. Estos se basan en realizar una contracción excéntrica de los músculos implicados, es decir, elongarlos mientras son sometidos a una  resistencia. Esto produce que las fibras afectadas son estiradas y reconfiguradas en la dirección útil, para que luego puedan soportar mayores cargas mecánicas de tracción.
  • Masaje Transverso Profundo: es una técnica de masoterapia agresiva, que se incluye dentro del Método Cyriax. Consiste principalmente en un masaje con una superficie dura (preferiblemente la punta de los dedos), en dirección perpendicular/transversal a las fibras afectadas.  Debe tener una intensidad alta y una duración mínima de 10 minutos.  Es una técnica muy dolorosa pero muy efectiva a la vez. Se recomienda dejar 1 ó 2 días de reposo entre cada aplicación. Tras su aplicación se puede hacer todo lo dicho anteriormente, excepto la aplicación de hielo, porque interesa que aparezca rubor e inflamación ya que son parte del proceso de reparación de tejido. El hielo podremos aplicarlo  nuevamente a partir del segundo día.

Después hay otros tratamientos demostradamente útiles, que únicamente pueden ser llevados a cabo por un profesional de la fisioterapia y con el material adecuado:

  • Punción seca
  • Acupuntura
  • EPI
  • Ultrasonoterapia
  • Laserterapia
  • OndaCorta
  • TECARTERAPIA

Con respecto a la ingesta de AINEs (antinflamatorios no esteroideos), los ibuprofenos de toda la vida, no hay estudios que demuestren que con dosis mínimas diarias sean perjudiciales para el proceso inflamatorio, el cual ayuda a la regeneración normal del tejido.  De todos modos, sigue siendo un fármaco con sus efectos secundarios, y no debemos abusar de él.  Las infiltraciones con Corticoesteroides si son totalmente adversas para este tipo de patologías y muchas otras, ya que son dañinas para el proceso normal de regeneración. Producen muchos efectos secundarios adversos, como la cronificación de la patología. Se usan en competiciones de alto rendimiento, porque influye mucho el ratio Riesgo/ Beneficio, y el hecho de que la vida útil de los deportistas de élite es corta (Servicio médico Fútbol Club Barcelona, 2012).

BURSITIS DE LA PATA DE GANSO

La Bursitis o inflamación de la Bolsa Serosa es, como como su nombre indica, una inflamación de los tejidos que conforman la Bursa Serosa. Esta Bursa recubre los tendones y ayuda a su correcta lubricación. Esta patología se debe a una tendinosis  en fase degenerativa muy avanzada, la cual produce un rozamiento entre los tendones y éstos a su vez, generan la inflamación local. Es muy dolorosa e incapacitante. Al contrario que en la tendinosis, si existe una inflamación real de tejidos.

Con respecto al tratamiento, podemos usar los mismos que se han nombrado posteriormente. Además, en periodos agudos o de reagudización debemos guardar reposo. Lo que sí está claro, es que para evitar posibles recaídas debemos tratar la tendinosis que la genera.

 

A pesar de todo esto que he dicho, siempre que se pueda se debe acudir a un profesional sanitario para un diagnóstico y tratamiento adecuados. Y ante todo la, PREVENCIÓN ES EL MEJOR TRATAMIENTO.

Deja un comentario